entradas-Cirque-Soleil-ticketea

Chocolate caliente para todos en el Mercado de la Buena Vida


 
Los Reyes Magos están al caer y en El Mercado de La Buena Vida los esperaremos tomando un chocolate caliente. El sábado 4 y el domingo 5, nos adelantamos a los regalos del lunes ofreciendo a todos nuestros visitantes una taza -o las que quieran- de ese chocolate casero tan espeso que puede llegar a requerir cuchillo y tenedor.

Entrada gratuita. 
Chocolate caliente gratis. 

Dónde: HUB Madrid (C/ Gobernador, 26)
Cuándo: sábado 4 de 10:00h a 22:00h y el domingo 5 de enero 2014, de 10:00h a 20:00h

Si se busca algo más fuerte para acabar las fiestas navideñas, en La Buena Vida siempre se puede contar con la cerveza artesana. Ya no es una moda pasajera, sino una realidad consolidada. Fernando Campoy, maestro cervecero y jurado en diversos certámenes internacionales, desgrana en siete claves cómo maridar la cerveza artesanal de cara a fin de año. Puede ser una buena alternativa al cava.

Cerveza artesanal: una alternativa al cava
7 claves para beber cerveza artesanal este fin de año

No es una moda pasajera. Ni siquiera es una tendencia. La cerveza artesanal se ha consolidado como un sector por derecho propio con una creciente presencia en el consumo cervecero nacional. No se sabe a ciencia cierta el número de productores, tan variopinto como ubicuo en toda España, aunque se calcula que sobrepasan los 200. Hay quien produce a pequeña escala y distribuye localmente y hay quien empieza a dar la batalla a las grandes marcas en tiendas y establecimientos hosteleros. Sea cual sea la opción, a todos los maestros cerveceros les une la producción de proximidad, con métodos artesanos y una cuidada selección de materias primas.

Siguiendo una tradición fraguada por los cerveceros belgas hace algo más de un siglo, la cerveza artesanal reivindica su lugar en las mesas navideñas y, especialmente, durante la Nochevieja. De la mano del maestro cervecero Fernando Campoy, fundador de DOMUS y jurado de diversos certámenes internacionales, La Buena Vida desgrana en siete claves cómo tomar cerveza artesanal esta navidad.

1. La etiqueta no es un adorno

En España, el etiquetado de las cervezas artesanales se cuida y mucho. Desde la elección del nombre de cada variedad hasta la presentación de las botellas, el cliente puede encontrar todo un mundo de propuestas gráficas fuera del canon cervecero habitual. Sin embargo, las etiquetas no se quedan en el diseño. “Habitualmente, la etiqueta de cada cerveza artesanal ofrece precisas instrucciones para explotar al máximo sus virtudes: la temperatura idónea, el vaso adecuado… Así que el primer consejo: no te quedes con el nombre o el dibujo del logo. Lee lo que el productor te quiere decir”.

2. La cerveza no se sirve caliente (salvo excepciones)
“Es cierto que las cervezas más consumidas en España se sirven a temperaturas muy frías, sobre todo en verano, pero esta no es siempre la mejor opción. Hay muchos estilos de cerveza que se recomienda beber a unos 12 grados”, expone Campoy. Al igual que el vino, cuanto mayores sean los matices aromáticos de la cerveza, mayor debería ser su temperatura de servicio, ya que el frío tiende a reducir el impacto de los aromas. El cuerpo y la gradación alcohólica son otros dos factores que suelen hacer subir el termómetro. En países centroeuropeos, es común en los meses de invierno especiar vino y calentarlo para servirlo como un caldo dulce y también se hace con algunas cervezas. No obstante, lo más habitual y recomendable es consumir la cerveza fresca.

3. Olvídate de la botella
Según Campoy, una cerveza artesanal está concebida para servirse fuera de la botella. Exactamente igual que un vino o un cava ¿El mejor recipiente? Depende del gusto personal y del tipo de cerveza: hay opciones dulces y muy especiadas que piden copa de cava o tipo cáliz, y otras que encuentran en el clásico vaso de pinta inglés un buen lugar.

4. ¿Hay cerveza clásica de Navidad?
Es tradición centenaria en los países centroeuropeos la elaboración de cervezas especiales de invierno. Los belgas, especialmente, arraigaron la tradición de crear una cerveza especial para estas fiestas. Así, por tradición, aunque una cerveza de navidad puede ser de cualquier estilo, la clásica cerveza navideña suele seguir los parámetros de determinadas cervezas belgas: tienen más cuerpo y gradación, normalmente son tostadas u oscuras y es habitual que tengan matices dulces, provocados por miel, azúcares o mezclas de malta. Y, por supuesto, un toque especiado: anís, menta, azafrán, canela, coriandro, naranja…

“No obstante, en la variedad está el gusto. Hay cervezas artesanales rubias con matices dulces y especiados muy asociadas a estas fechas, que se sirven un poco más frías que las típicas de navidad y que encajan perfectamente en una cena navideña. Todas las cervezas artesanales tienen un toque especial. Es cuestión de probar y escoger”, apunta Campoy.

5. Maridando una típica cena navideña: Los entremeses
El maridaje de las cervezas es algo muy personal. Si eres de los entusiastas de los entremeses, opta por cervezas con un suave punto amargo. Si, además, quieres una buena combinación para encurtidos (boquerones, anchoas, caballa…) busca toques cítricos en su composición.

6. ¿Carne o pescado?
No hace falta que cambies de cerveza: la opción amarga funciona perfectamente con caza, carne roja o asados. Si prefieres pescado, selecciona una cerveza ligera. Las rubias, con matices afrutados pueden ser una buena idea.
7. Por si no te gusta el cava
Si hay un espacio donde la clásica cerveza navideña se mueve con soltura son los postres: las cervezas consistentes, con cuerpo y un ligero dulzor funcionan a la perfección con turrones, mazapanes y cualquier otro dulce que hayas pensado para esta Navidad. Es toda una alternativa al cava.
Podéis ver más información pinchando aquí.

Comentarios